«EN EL PALCO» Presentación de la Obra Invitada

 

Ayer, 18 de mayo, Día Internacional de los Museos,  tuvo lugar en el Museo Garnelo la presentación de la Obra Invitada En el palco.

La doctora Elena Bellido ha revelado interesantes datos sobre el personaje retratado, Teresa Garnelo y Alda, hermana del pintor y musa poco habitual en sus obras pues, al contrario que Lola Garnelo y Alda, no fue tantas veces inmortalizada bajo el pincel de su hermano.

El retrato trasluce cercanía, tanto física en la composición, como sentimental en la dulcificación de los rasgos de su joven hermana de diecinueve años.

Se trata de un delicado retrato que estará expuesto en el Museo Garnelo hasta el 19 de julio de 2022.

Desde el Museo Garnelo agradecemos enormemente el préstamo de la obra a la familia Gómez Nevado, propietaria de la misma y heredera de Manuel Garnelo.

Descargar tarjeta de presentación

«EN EL PALCO», Obra Invitada en el Día Internacional de los Museos

En el marco de la actividad denominada “Obra Invitada”, agradecemos a los Amigos del Museo Garnelo incluir, en el programa de actos del Día Internacional de los Museos, la exposición del cuadro titulado En el palco, realizado por José Garnelo en 1893. La obra pertenece a una rama de la familia Garnelo y nunca antes se ha expuesto, pues tenía un carácter íntimo y familiar. El acto de presentación tendrá lugar el miércoles 18 de mayo, International Museum Day, a las 20:00 h., y correrá a cargo de Elena Bellido Vela, Doctora en Historia y autora del Plan Museológico del Museo Garnelo.

La doctora Bellido desvelará, fruto de su investigación, datos desconocidos sobre esta interesante obra que realizó Garnelo en un momento crucial de su carrera artística. En el palco, gracias a la generosidad de sus propietarios, herederos del pintor, estará expuesta en el Museo Garnelo hasta el 19 de julio.  

Organizada por los Amigos del Museo Garnelo, el propósito de la actividad la “Obra Invitada” es dar a conocer aquella producción de José Garnelo que se encuentra localizada en colecciones particulares, en pinacotecas e instituciones de difícil acceso. Esta actividad se inició el pasado mes de diciembre con la presentación de la Adoración de los Reyes Magos, perteneciente a la Colección Cabello de Alba.

NUEVA WEB DE «AMIGOS DEL MUSEO GARNELO»

 

La Asociación Amigos del Museo Garnelo se constituyó, en 2007, para cumplir un loable objetivo; promover y apoyar cuantas acciones culturales tuvieran relación con la actividad del Museo Garnelo, así como la difusión y puesta en valor de la personalidad y obra artística de José Garnelo y Alda, pintor montillano por excelencia y seña de identidad de nuestra ciudad.

En la actualidad constituye una pieza clave para el Museo, un pilar para nuestra institución. Sus actividades se centran en los planos expositivo y educativo pero, además, hemos de agradecerles que las relaciones institucionales del Museo se iniciaron en colaboración con Amigos del Museo Garnelo, quienes han sido promotores o coartífices de los depósitos del Museo Nacional del Prado, de exposiciones temporales, de premios de pintura, conferencias, publicaciones, restauraciones, enmarcaciones, donaciones, trabajos de investigación…

Se trata de una ingente labor en la que inician una nueva etapa, la web es un excelente medio de difusión, rica en contenidos y publicaciones de descarga gratuita que, poco a poco, irán aumentando en número.

UN GARNELO EN YORKSHIRE

Garnelo fue un viajero infatigable, ya en su larga estancia en Roma, como pensionado de la Real Academia de España, realizaba excursiones cercanas sin otro fin que el artístico y tras sus estancias  fuera de Italia, en el retorno a San Pietro in Montorio, siempre encontraba el pretexto para alargar los desplazamientos, pequeños viajes dentro del “oficial”; Burdeos, Nápoles, Gante, Múnich, Florencia, Venecia…

Los grandes núcleos artísticos; París, Atenas, Roma, Londres … fueron objeto de sus frecuentes visitas y se le encomendó la representación de España, o de altas instituciones artísticas, en congresos internacionales para la enseñanza del dibujo (París, Dresde, Londres). No es sorprendente encontrar obra de Garnelo repartida por Europa, algunas, como veremos, fueron fruto de importantes encargos de la alta burguesía.

Este espíritu cosmopolita del Maestro ha forjado un precioso legado para el Museo Garnelo, conservamos muchas de sus “impresiones” de viaje en forma de pequeñas tablitas, coloridas muestras de un bien preciado para él, sus recuerdos. Es fácil verlo, en las fotografías de sus estudios de trabajo, rodeado de estas obras de pequeño formato, que tapizaban las paredes como si de un “Instagram” de la época se tratase. Gracias a ese valor sentimental que tenían para el artista, hemos conservado un importante número de ellas; tan solo algunas, dedicadas como regalo, escaparon de su colección, como es el caso que nos ocupa.

Hace unos días recibimos desde Cottingham (ciudad de East Yorkshire, Inglaterra)  una grata sorpresa por parte de la familia Bilton, poseen una “tablita”  en la que Garnelo retrata a un pequeño pug. Esta raza canina se puso de moda en la alta sociedad inglesa a finales del siglo XIX. De origen chino, es conocida desde el siglo XVIII como carlín o carlino, el nombre que le dieron en Francia por su aspecto facial, similar a la máscara del cómico italiano del mismo nombre. La obra, de factura garneliana indiscutible, es un óleo sobre tabla de 28 x 19 cm., está firmada y en su dedicatoria leemos: “A Gertrude / un recuerdo / J. Garnelo / 1910

Patricia Bilton nos envió algunas fotos, tras conocer el Museo Garnelo en Internet, no podía darnos mucha información, desconocía quién era la destinataria del regalo. Nos explica que la obra llegó a su familia porque les encantan los pugs y compartían la afición con un buen amigo suyo, quien viajaba mucho en Inglaterra por motivos de trabajo.

Su amigo visitaba con frecuencia anticuarios y mercados de arte, buscando pugs como motivo de inspiración, así fue como adquirió el Garnelo. Desgraciadamente falleció y su familia quiso que la obra fuese para los Bilton, como recuerdo de su amistad y de su pasión compartida.

José Garnelo y Alda, comenzó su relación con Inglaterra en 1893, cuando el banquero inglés Thomson le encargó los cuadros Veturia y Coriolano y Aspasia y Pericles. Luego, en 1905, pintó un Retrato del rey Alfonso XIII para la Embajada de España en Londres. En 1906 expone en Londres el Retrato de la Marquesa de Ayerbe y realiza una exposición individual. En 1907 participa en la Exposición de la Sociedad de Bellas Artes con un cuadro taurino, Capea en Las Navas del Marqués.

Lucy Bilton, hija de Patricia Bilton
Lucy con sus pugs, Alfred y Elsie

Otro espectáculo memorable fue la Exposición de Arte Español Moderno, celebrada en Brighton en 1914. Fue organizada por la Asociación Española de Pintores y Escultores, y por el director del Museo de Brighton, Sr. Henry D. Roberts. La misma exposición celebrada en Brighton se presentó, meses después, en la Grafton London Galleries, el 2 de octubre de 1914.   

Gertrude Jekyll con su pug

En el Museo los “garnelianos” sospechamos que Gertrude bien pudiera ser Gertrude Jekyll, que tuvo una importante carrera como pintora y acuarelista, aunque destacó especialmente como diseñadora de jardines, a lo largo de toda Europa. Jekyll fue el cincuenta por ciento de una de las asociaciones más influyentes e históricas del movimiento Arts and Crafts, la otra mitad era el arquitecto inglés Edwin Lutyens. Gertrude amaba a los  animales, en especial a los gatos y pugs, con los que aparece en muchas fotografías de época. Sus jardines eran una viva recreación de la ornamentación floral prerrafaelita. Sabemos que Gertrude conocía a Sir Lawrence Alma-Tadema, otro representante independiente del movimiento prerrafaelita, del que conservamos varias cartas dirigidas a Garnelo. Por aquellos primeros años de siglo, la pintura de Garnelo traslucía bastantes influencias prerrafaelitas, solo valdría citar el ejemplo de Jesús Manantial de Amor, de 1901, y otros muchos que conocemos en colecciones particulares. Es solo una hipótesis, pero la creemos bastante plausible, José Garnelo y Gertrude Jekyll bien pudieron conocerse en los estrechos círculos artísticos del Londres eduardino.

Nuestra enhorabuena a la familia Bilton por su Garnelo, nuestro agradecimiento por su gentil colaboración y la grata sorpresa que nos han proporcionado, solo pedirles que cuiden bien de ese pequeño pug, perdido en tierra de terriers.

 

 

«VENDIMIADORAS MONTILLANAS», de Eloísa Garnelo, se expondrá en Zaragoza y Valencia como una de las joyas del programa MAE

El pasado martes, 22 de marzo, fue inaugurada en Zaragoza la exposición Hacia poéticas de género. Mujeres artistas en España: (1804-1939)

Partiendo de la escasa consideración social a la que se enfrentaban las mujeres artistas desde la primera mitad del siglo XIX, con evidentes dificultades para completar su formación y, más aún, de llegar a ejercer como profesionales, el proyecto Mujeres Artistas en España, 1804-1939 (MAE), se ocupa de los cambios paulatinos producidos en el contexto social y cultural de ese periodo para alcanzar la igualdad con sus colegas varones y terminar con la discriminación histórica de la que fueron objeto.

La exposición tendrá lugar, inicialmente, en el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos Pablo Serrano de Zaragoza, del 22 de marzo al 22 de junio, y después itinerará al Museo de Bellas Artes de Valencia, del 30 de junio al 25 de septiembre. Su directora, Concha Lomba (Universidad de Zaragoza) cuenta con la colaboración de investigadores e investigadoras de cuatro universidades: Jaime Brihuega, Estrella de Diego y Alicia Fuentes (Universidad Complutense de Madrid), Rafael Gil y Ester Alba (Universidad de Valencia), Magdalena Illán (Universidad de Sevilla) y Alberto Castán (Universidad de Zaragoza).

La muestra expone 111 obras de 71 artistas, procedentes de 40 instituciones españolas y 17 colecciones particulares. Entre ellas destacan, por número de obras prestadas; el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, con 11 obras; el Museo Nacional de Arte de Cataluña, con 8 obras; la Biblioteca Nacional de España, con 6 obras; el Centro Documental de Memoria Histórica de Salamanca, con cinco obras; la Diputación Provincial de Barcelona, con cuatro obras; y el Museo Nacional del Prado, con otras cuatro obras. Entre las aportaciones privadas destaca Vendimiadoras montillanas, perteneciente a la Colección Cabello de Alba.

«Vendimiadoras montillanas» en el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC)

La exposición se articula en torno a 6 ejes:

1. Mujeres frente al espejo: Retratos y autorretratos
2. Aristócratas y burguesas: El inicio de un sueño.
3. Hacia una nueva identidad: De las flores a la transgresión del desnudo
4. Tiempos de libertad, en teoría.
5. Conquistando la modernidad y
6. El compromiso de las artistas: La guerra civil.

Con esta estructura se pretende, por una parte, hacer comprender la diversa presencia de las mujeres en el panorama artístico español, desde principios de siglo XIX hasta el final de la guerra civil, en 1939; por otra, que se adviertan las distintas técnicas que abordaron las mujeres artistas. Un proceso que dará visibilidad a la participación femenina en las Bellas Artes de España, su compromiso político, su vinculación con las vanguardias artísticas y su aportación al arte moderno.

«Vendimiadoras montillanas». Hacia poéticas de género. Mujeres artistas en España: (1804-1939)

En cuanto a Vendimiadoras montillanas, se trata de un lienzo de 152 x 92 cm., enmarcado en una excepcional talla de pámpanos y hojas de vid que D. Manuel Cabello de Alba encargó al artesano local Solano Salido, padre de Francisco Salido, quien había restaurado la obra tras su adquisición por parte del coleccionista montillano.

Eloísa representa de forma magistral, bajo un cielo que preludia la llegada del otoño, a dos mujeres cercanas a la autora, la encargada de una finca familiar de los Garnelo y su hija, personas con las que convivía en la campiña montillana. Ambas son retratadas, entre exuberantes vides y frutos, con aperos para la labor, en el momento en que la detienen para intercambiar unas palabras. La obra se expuso con excelente crítica en Madrid, en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892; de ello se hizo eco la más prestigiosa prensa de la época: “Revista de España”, “La Dinastía”, “España y América”…

Tras el éxito obtenido, en 1893, el lienzo viajó a la Exposición Universal de Chicago, donde se expuso en el Fine Arts Palace. Obtuvo un reconocimiento ciertamente atípico para una mujer en la época pero, como otras muchas, cayó en el olvido durante décadas. Esta muestra itinerante entre Zaragoza y Valencia pretende exhumar las geniales aportaciones de muchas mujeres a nuestras Bellas Artes.

CONCLUIDA LA RESTAURACIÓN DE LA ANTIGUA «CAPILLA DEL ASILO DE LOS DOLORES», EN EL MUSEO GARNELO

Hoy a tenido lugar un acto de presentación de la, recien restaurada, Capilla de la Casa de las Aguas, integrada en el Museo Garnelo.

Se trata de la capilla privada del antiguo palacete que singulariza al edificio, a ella se accede desde el mismo zaguán de la casa por una puerta de arco carpanel con embocadura moldurada. La cúpula, de lo que fue la Capílla-Oratorio del antiguo Asilo montillano, está levantada sobre una nave rectangular de pequeñas dimensiones y cuenta con una altura máxima aproximada de 10 a 12 metros. Su media naranja descansa sobre una cornisa circular, en la que se alojan cuatro óvalos con vidrieras que le dan luz a ésta, apoyándose todo el conjunto en cuatro triángulos o pechinas que terminan por configurar su entorno arquitectónico. La obra pictórica que en ella se encuentra, salida de los pinceles de D. José Garnelo y Alda con la colaboración de su hermana Eloísa, está representada de la siguiente forma : Debajo de la cúpula, en una bóveda de medio cañón, existe una pintura rectangular al fresco que muestra al Padre Eterno. Más arriba, en las pechinas, el artista nos deja cuatro retratos de medio cuerpo de los Evangelistas con sus atributos. En la cornisa y entre los óvalos de luz, existen cuatro rectángulos con figuras de ángeles. La cúpula, en sí, es la parte más importante del conjunto y está decorada sobre yeso. Todas las figuras que aquí se representan giran en torno a una Gloria perfectamente concebida en armonía de imágenes, escala de colores y distancias, estando presidida en su parte más alta y lejana por una bellísima Inmaculada a la que ángeles y arcángeles, tocando instrumentos musicales, intentan coronar de flores. Está fechada en 1.886 y firmada por el autor. Todo el conjunto está pintado al óleo y, debido a la distancia ya mencionada, desde donde se ha de contemplar, sus formas son poco perfiladas, aunque en sus trazos queden plasmadas la valentía, agilidad y seguridad que caracterizan a tan insigne artista. Desde el momento en que el Excmo. Ayuntamiento de Montilla recepciona el edificio, una de sus primeras preocupaciones fue proteger y consolidar la cúpula de la capilla, en proceso de deterioro, para impedir que los frescos garnelianos sufrieran más daños. En este sentido, se realizó una actuación consistente en revestir la cubierta con un tejido impermeable que garantizara su protección de la lluvia. También se consolidó el muro lateral de la capilla, que presentaba varias grietas y el muro de carga del fondo de la capilla. En los dos últimos años se ha desarrollado una segunda fase donde se han restaurado las pinturas. El interés histórico de los frescos está fuera de duda y el hecho de que estén situados en la antesala de la Casa de las Aguas, le confiere un valor añadido, puesto que completa una visión íntegra del artista, en su faceta de pintor mural. El siguiente paso será “dar contenido a la sala” por lo que se está trabajando con la asociación Amigos del Museo Garnelo para ultimar algunos aspectos como la iluminación. El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha aprovechado la rueda de prensa inaugural para recordar la figura de Manuel Cabello de Alba, gran impulsor del proyecto Casa de las Aguas y del legado de Garnelo.

Al acto han acudido también las restauradoras de Bienes Culturales responsables del trabajo, María José Sánchez y Sonia Bolea. Esta última ha explicado que partieron de una consolidación de urgencia, llevada a cabo antes de la pandemia, porque se encontraron  “un tanto por ciento de la cúpula, las pechinas y el tambor protegidas con gasas, por lo que el primer proceso, aparte de estudios previos, fue retirar esas gasas”. Posteriormente, realizaron una fijación de la pintura “que tenía riesgo de desprendimiento” y en el caso de la cúpula, “al haber tenido mucha humedad la pintura, estaba deformada en forma de ampollas y grietas”, por lo que “se le devolvió el estado que tenía anteriormente”.

María José Sánchez ha añadido que, en cuanto a la técnica, “se trata de una pintura mural en seco y la técnica usada por José y Eloísa Garnelo es pintura con óleos”. Además, según han podido certificar durante todas las obras de restauración “se nota la mano de Garnelo”. “Este trabajo es de la época de Muerte de Lucano y la manera de trabajar las pinturas es similar”, ha explicado. “Primero hace un encaje con manchas, después saca luces y los volúmenes con empastes de óleo, y termina dibujando con unas líneas muy sueltas”.

 

INFORMACIÓN EN PRENSA:

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE MONTILLA

NUESTRA VOZ CARMINA LEIVA

DIARIO CÓRDOBA

EL DÍA DE CÓRDOBA

MONTILLA ABIERTA

MONTILLA DIGITAL

LA VOZ DE CÓRDOBA

MONTILLA TELEVISIÓN

OBRA INVITADA. «Adoración de los Reyes Magos», de José Garnelo y Alda

Los Amigos del Museo Garnelo iniciamos una enriquecedora actividad periódica llamada «Obra Invitada». Queremos dar a conocer obras de arte que, pertenecientes a colecciones particulares u a otras pinacotecas, son importantes para completar la visión y el conocimiento que tenemos de Garnelo, de otros artistas, de Montilla y, ¿por qué no?, de la historia del arte en general. Además de la exposición temporal, la modalidad on line, a través de nuestra web y redes sociales, nos ayudará a exhibir, de forma virtual y sin limitaciones espacio-temporales, obras que contribuyan a enriquecer y complementar el discurso de la exposición permanente del Museo.

Pretenderemos que una obra procedente de otro lugar «dialogue» con otra, de temática parecida, de nuestro museo o que el diálogo se establezca con otras épocas, disciplinas o artistas. Es también la manera de dar a conocer otras colecciones y de generar una intención de acercarse al resto. Este evento es, además, una forma de que los ciudadanos redescubran su museo, ya que al sentirse atraídos por una obra de otro origen vuelven a acercarse a su patrimonio.

Iniciamos el programa «Obra Invitada» con una Epifanía de José Garnelo, titulada «Adoración de los Reyes Magos».

La obra pertenece a la colección Cabello de Alba y es una preparatoria para la restauración de la Basílica de la Virgen de las Angustias, de Granada, que había sufrido un devastador incendio en 1916. Nos consta, por la prensa de la época, que en 1923 ya tenía el maestro muy avanzada la restauración pictórica. Los frescos originales del XVIII, de José Hidalgo y Juan de Medina, se encontraban en muy mal estado y, en algunas zonas, perdidos. El artista acomete la obra con profundo respeto a los autores, aunque en las áreas perdidas tuvo que componer con ciertas “licencias”, debido a su estado o total desaparición.

La representación epifánica que hoy embellece el Camarín de la Virgen es una obra al fresco de factura indiscutiblemente garneliana, el maestro pinta “a la antigua”, pero con el sello y los matices propios de su pincelada.

La obra, que pertenece a una colección privada, nunca ha sido expuesta; las próximas fiestas navideñas nos proporcionan el ambiente y marco adecuados para darla a conocer en el ámbito local y entre los visitantes de Montilla, será presentada en el Museo Garnelo por Miguel Carlos Clémentson Lope, el próximo dos de diciembre a las veinte horas.

Exposición: Museo Garnelode 2 diciembre 2021 a 10 enero de 2022

Presentación: a cargo de Miguel Carlos Clémentson Lope, 2 diciembre 2021, 20:00 h. Museo Garnelo

FRANCE TÉLÉVISIONS ELIGE UNA OBRA DE GARNELO PARA ILUSTRAR UN REPORTAJE SOBRE ASPASIA DE MILETO

«Aspasia y Pericles»

La televisión pública francesa, France Télévisions, ha dedicado recientemente un reportaje a la figura de Aspasia de Mileto, con el título “Aspasie de Milet en dix œuvres” (Aspasia de Mileto en diez obras). El documental es un recorrido por distintas representaciones de la culta hetaira, realizadas por grandes genios de la pintura y de otras manifestaciones  artísticas  pues, entre la decena de obras elegidas,  hay  también una escultura, una opereta, una instalación y un videojuego.

La exposición ha sido a cargo de la prestigiosa historiadora y helenista Danielle Jouanna, autora de obras como, “Aspasie de Milet, égérie de Périclès” (Premio Diane Potier-Boès 2006 de l’Académie Française) y “L’Europe est née en Grèce” (2009).

Según Pascal Szidon, Jefe de Proyectos de la Direction de la Culture de France Télévisions, las representaciones de Aspasia en la pintura decimonónica son casi exclusivas de los artistas franceses, Garnelo constituye una excepción, no solo por ser español, sino por su forma de representar a la pareja helena en “Aspasia y Pericles”, en una escena en la que Aspasia  instruye a Pericles en la retórica, nada habitual en los artistas franceses, que siempre la representan en segundo plano, con Sócrates, Pericles o en el taller de Fidias.

La figura de Aspasia es tratada en el documental, de forma objetiva, por Madame Danielle Jouanna, que huye de estereotipos en las interpretaciones de grandes pintores como Delacroix, Daumier o Rossetti, algunas en lugares tan singulares, y discrepantes en su discurso político, como el techo de los Apartamentos de la Reina, en Versalles, o la Cúpula del Senado Francés.

No tenemos autorización, por los derechos de autor de terceros, para editar el vídeo con subtítulos o doblarlo. Para escuchar la traducción hemos colocado un archivo de sonido, bajo el vídeo, que deben reproducir ustedes.

Para sincronizarlos pulse el botón “play” del archivo de audio colocado bajo el vídeo y, cuando el contador marque el segundo 4, pulse el “play” del vídeo. Se trata de que las voces comiencen al mismo tiempo y puede depender de su conexión. Vuelva a cargar la página si le resulta necesario.

ALFONSO X EL SABIO. Ochocientos años de su nacimiento

El próximo 23 de noviembre de 2021 se cumplen 800 años del nacimiento de Alfonso X El Sabio. Para homenajear al rey de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén y del Algarve; el ayuntamiento de Toledo ha iniciado un intenso programa de actividades que se prolongarán hasta finales de 2022 y a las que se suman instituciones como la Biblioteca Nacional. 

La gran exposición, que se celebrará en el “Museo de Santa Cruz”, nos brinda una excelente oportunidad para acercarnos a piezas únicas, prestadas por la Biblioteca Nacional, el Museo del Prado, Patrimonio Nacional, La Alhambra, la Catedral de Santiago o las Bibliotecas Nacionales de Francia y Gran Bretaña.

El Museo Garnelo expone, en su colección permanente, una obra titulada “Últimos momentos de Alfonso X El Sabio”, que queremos sirva para sumarnos, modestamente, a la efeméride del Rey Sabio.

«Últimos momentos de Alfonso X El Sabio»

Se trata de un óleo sobre tabla, abocetado, de 40,5 x 55 cm., realizado hacia 1886. Es impresionante cómo Garnelo, en pocos trazos, con poca materia y escasa gama cromática, gracias a sus dotes y a su erudición, recrea este pasaje de la historia con gran contenido descriptivo.

En el rostro del monarca podemos intuir la enfermedad que, posiblemente, le causara la muerte, un cáncer maxilofacial. El tumor le provocó grandes dolores de cabeza  y, en ocasiones, el ojo se le salía de la órbita, hasta el punto de que su hijo Sancho llegó a acusarle de “loco y leproso”.

En el momento recreado por Garnelo su sobrino y escritor, don Juan Manuel, le solicita la bendición a los pies del lecho. El rey don Alfonso le responde que no puede dársela porque él no la ha recibido de su padre. Así lo expresaba don Juan Manuel en el “Libro de las armas”, una de sus muchas obras:

“Non es muerte de dolençia, mas es muerte que me dan míos pecados et señaladamente por la maldiçión que me dieron mío padre por los muchos mereçimientos que yo mereçí”.

Un clérigo, sentado a la izquierda del monarca, redacta el testamento real, en el que deshereda a su hijo Sancho por haberse rebelado contra él:

«Así como Nos lo queríamos piadosamente, así cruelmente pugnó él por deshacer lo que Dios había en Nos dado, y codiciando nuestra muerte».

«Y porque la codicia es raíz de donde se mueven todos los males, y aparte la ignorancia es cabeza en que se junta y se afirma, el diablo llegó a tamaño poder que estas dos puso firmes en la obra y voluntad de don Sancho…»

Unos pocos trazos sugieren unos estantes con libros, que recuerdan la genialidad para las letras de un monarca que, a pesar de su intensa dedicación al fallido “fecho del Imperio”, tuvo tiempo para legarnos un variado y valioso patrimonio cultural.