CONCLUIDA LA RESTAURACIÓN DE LA ANTIGUA «CAPILLA DEL ASILO DE LOS DOLORES», EN EL MUSEO GARNELO

Hoy a tenido lugar un acto de presentación de la, recien restaurada, Capilla de la Casa de las Aguas, integrada en el Museo Garnelo.

Se trata de la capilla privada del antiguo palacete que singulariza al edificio, a ella se accede desde el mismo zaguán de la casa por una puerta de arco carpanel con embocadura moldurada. La cúpula, de lo que fue la Capílla-Oratorio del antiguo Asilo montillano, está levantada sobre una nave rectangular de pequeñas dimensiones y cuenta con una altura máxima aproximada de 10 a 12 metros. Su media naranja descansa sobre una cornisa circular, en la que se alojan cuatro óvalos con vidrieras que le dan luz a ésta, apoyándose todo el conjunto en cuatro triángulos o pechinas que terminan por configurar su entorno arquitectónico. La obra pictórica que en ella se encuentra, salida de los pinceles de D. José Garnelo y Alda con la colaboración de su hermana Eloísa, está representada de la siguiente forma : Debajo de la cúpula, en una bóveda de medio cañón, existe una pintura rectangular al fresco que muestra al Padre Eterno. Más arriba, en las pechinas, el artista nos deja cuatro retratos de medio cuerpo de los Evangelistas con sus atributos. En la cornisa y entre los óvalos de luz, existen cuatro rectángulos con figuras de ángeles. La cúpula, en sí, es la parte más importante del conjunto y está decorada sobre yeso. Todas las figuras que aquí se representan giran en torno a una Gloria perfectamente concebida en armonía de imágenes, escala de colores y distancias, estando presidida en su parte más alta y lejana por una bellísima Inmaculada a la que ángeles y arcángeles, tocando instrumentos musicales, intentan coronar de flores. Está fechada en 1.886 y firmada por el autor. Todo el conjunto está pintado al óleo y, debido a la distancia ya mencionada, desde donde se ha de contemplar, sus formas son poco perfiladas, aunque en sus trazos queden plasmadas la valentía, agilidad y seguridad que caracterizan a tan insigne artista. Desde el momento en que el Excmo. Ayuntamiento de Montilla recepciona el edificio, una de sus primeras preocupaciones fue proteger y consolidar la cúpula de la capilla, en proceso de deterioro, para impedir que los frescos garnelianos sufrieran más daños. En este sentido, se realizó una actuación consistente en revestir la cubierta con un tejido impermeable que garantizara su protección de la lluvia. También se consolidó el muro lateral de la capilla, que presentaba varias grietas y el muro de carga del fondo de la capilla. En los dos últimos años se ha desarrollado una segunda fase donde se han restaurado las pinturas. El interés histórico de los frescos está fuera de duda y el hecho de que estén situados en la antesala de la Casa de las Aguas, le confiere un valor añadido, puesto que completa una visión íntegra del artista, en su faceta de pintor mural. El siguiente paso será “dar contenido a la sala” por lo que se está trabajando con la asociación Amigos del Museo Garnelo para ultimar algunos aspectos como la iluminación. El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha aprovechado la rueda de prensa inaugural para recordar la figura de Manuel Cabello de Alba, gran impulsor del proyecto Casa de las Aguas y del legado de Garnelo.

Al acto han acudido también las restauradoras de Bienes Culturales responsables del trabajo, María José Sánchez y Sonia Bolea. Esta última ha explicado que partieron de una consolidación de urgencia, llevada a cabo antes de la pandemia, porque se encontraron  “un tanto por ciento de la cúpula, las pechinas y el tambor protegidas con gasas, por lo que el primer proceso, aparte de estudios previos, fue retirar esas gasas”. Posteriormente, realizaron una fijación de la pintura “que tenía riesgo de desprendimiento” y en el caso de la cúpula, “al haber tenido mucha humedad la pintura, estaba deformada en forma de ampollas y grietas”, por lo que “se le devolvió el estado que tenía anteriormente”.

María José Sánchez ha añadido que, en cuanto a la técnica, “se trata de una pintura mural en seco y la técnica usada por José y Eloísa Garnelo es pintura con óleos”. Además, según han podido certificar durante todas las obras de restauración “se nota la mano de Garnelo”. “Este trabajo es de la época de Muerte de Lucano y la manera de trabajar las pinturas es similar”, ha explicado. “Primero hace un encaje con manchas, después saca luces y los volúmenes con empastes de óleo, y termina dibujando con unas líneas muy sueltas”.

 

INFORMACIÓN EN PRENSA:

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE MONTILLA

NUESTRA VOZ CARMINA LEIVA

DIARIO CÓRDOBA

EL DÍA DE CÓRDOBA

MONTILLA ABIERTA

MONTILLA DIGITAL

LA VOZ DE CÓRDOBA

MONTILLA TELEVISIÓN

OBRA INVITADA. «Adoración de los Reyes Magos», de José Garnelo y Alda

Los Amigos del Museo Garnelo iniciamos una enriquecedora actividad periódica llamada «Obra Invitada». Queremos dar a conocer obras de arte que, pertenecientes a colecciones particulares u a otras pinacotecas, son importantes para completar la visión y el conocimiento que tenemos de Garnelo, de otros artistas, de Montilla y, ¿por qué no?, de la historia del arte en general. Además de la exposición temporal, la modalidad on line, a través de nuestra web y redes sociales, nos ayudará a exhibir, de forma virtual y sin limitaciones espacio-temporales, obras que contribuyan a enriquecer y complementar el discurso de la exposición permanente del Museo.

Pretenderemos que una obra procedente de otro lugar «dialogue» con otra, de temática parecida, de nuestro museo o que el diálogo se establezca con otras épocas, disciplinas o artistas. Es también la manera de dar a conocer otras colecciones y de generar una intención de acercarse al resto. Este evento es, además, una forma de que los ciudadanos redescubran su museo, ya que al sentirse atraídos por una obra de otro origen vuelven a acercarse a su patrimonio.

Iniciamos el programa «Obra Invitada» con una Epifanía de José Garnelo, titulada «Adoración de los Reyes Magos».

La obra pertenece a la colección Cabello de Alba y es una preparatoria para la restauración de la Basílica de la Virgen de las Angustias, de Granada, que había sufrido un devastador incendio en 1916. Nos consta, por la prensa de la época, que en 1923 ya tenía el maestro muy avanzada la restauración pictórica. Los frescos originales del XVIII, de José Hidalgo y Juan de Medina, se encontraban en muy mal estado y, en algunas zonas, perdidos. El artista acomete la obra con profundo respeto a los autores, aunque en las áreas perdidas tuvo que componer con ciertas “licencias”, debido a su estado o total desaparición.

La representación epifánica que hoy embellece el Camarín de la Virgen es una obra al fresco de factura indiscutiblemente garneliana, el maestro pinta “a la antigua”, pero con el sello y los matices propios de su pincelada.

La obra, que pertenece a una colección privada, nunca ha sido expuesta; las próximas fiestas navideñas nos proporcionan el ambiente y marco adecuados para darla a conocer en el ámbito local y entre los visitantes de Montilla, será presentada en el Museo Garnelo por Miguel Carlos Clémentson Lope, el próximo dos de diciembre a las veinte horas.

Exposición: Museo Garnelode 2 diciembre 2021 a 10 enero de 2022

Presentación: a cargo de Miguel Carlos Clémentson Lope, 2 diciembre 2021, 20:00 h. Museo Garnelo

FRANCE TÉLÉVISIONS ELIGE UNA OBRA DE GARNELO PARA ILUSTRAR UN REPORTAJE SOBRE ASPASIA DE MILETO

«Aspasia y Pericles»

La televisión pública francesa, France Télévisions, ha dedicado recientemente un reportaje a la figura de Aspasia de Mileto, con el título “Aspasie de Milet en dix œuvres” (Aspasia de Mileto en diez obras). El documental es un recorrido por distintas representaciones de la culta hetaira, realizadas por grandes genios de la pintura y de otras manifestaciones  artísticas  pues, entre la decena de obras elegidas,  hay  también una escultura, una opereta, una instalación y un videojuego.

La exposición ha sido a cargo de la prestigiosa historiadora y helenista Danielle Jouanna, autora de obras como, “Aspasie de Milet, égérie de Périclès” (Premio Diane Potier-Boès 2006 de l’Académie Française) y “L’Europe est née en Grèce” (2009).

Según Pascal Szidon, Jefe de Proyectos de la Direction de la Culture de France Télévisions, las representaciones de Aspasia en la pintura decimonónica son casi exclusivas de los artistas franceses, Garnelo constituye una excepción, no solo por ser español, sino por su forma de representar a la pareja helena en “Aspasia y Pericles”, en una escena en la que Aspasia  instruye a Pericles en la retórica, nada habitual en los artistas franceses, que siempre la representan en segundo plano, con Sócrates, Pericles o en el taller de Fidias.

La figura de Aspasia es tratada en el documental, de forma objetiva, por Madame Danielle Jouanna, que huye de estereotipos en las interpretaciones de grandes pintores como Delacroix, Daumier o Rossetti, algunas en lugares tan singulares, y discrepantes en su discurso político, como el techo de los Apartamentos de la Reina, en Versalles, o la Cúpula del Senado Francés.

No tenemos autorización, por los derechos de autor de terceros, para editar el vídeo con subtítulos o doblarlo. Para escuchar la traducción hemos colocado un archivo de sonido, bajo el vídeo, que deben reproducir ustedes.

Para sincronizarlos pulse el botón “play” del archivo de audio colocado bajo el vídeo y, cuando el contador marque el segundo 4, pulse el “play” del vídeo. Se trata de que las voces comiencen al mismo tiempo y puede depender de su conexión. Vuelva a cargar la página si le resulta necesario.

ALFONSO X EL SABIO. Ochocientos años de su nacimiento

El próximo 23 de noviembre de 2021 se cumplen 800 años del nacimiento de Alfonso X El Sabio. Para homenajear al rey de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén y del Algarve; el ayuntamiento de Toledo ha iniciado un intenso programa de actividades que se prolongarán hasta finales de 2022 y a las que se suman instituciones como la Biblioteca Nacional. 

La gran exposición, que se celebrará en el “Museo de Santa Cruz”, nos brinda una excelente oportunidad para acercarnos a piezas únicas, prestadas por la Biblioteca Nacional, el Museo del Prado, Patrimonio Nacional, La Alhambra, la Catedral de Santiago o las Bibliotecas Nacionales de Francia y Gran Bretaña.

El Museo Garnelo expone, en su colección permanente, una obra titulada “Últimos momentos de Alfonso X El Sabio”, que queremos sirva para sumarnos, modestamente, a la efeméride del Rey Sabio.

«Últimos momentos de Alfonso X El Sabio»

Se trata de un óleo sobre tabla, abocetado, de 40,5 x 55 cm., realizado hacia 1886. Es impresionante cómo Garnelo, en pocos trazos, con poca materia y escasa gama cromática, gracias a sus dotes y a su erudición, recrea este pasaje de la historia con gran contenido descriptivo.

En el rostro del monarca podemos intuir la enfermedad que, posiblemente, le causara la muerte, un cáncer maxilofacial. El tumor le provocó grandes dolores de cabeza  y, en ocasiones, el ojo se le salía de la órbita, hasta el punto de que su hijo Sancho llegó a acusarle de “loco y leproso”.

En el momento recreado por Garnelo su sobrino y escritor, don Juan Manuel, le solicita la bendición a los pies del lecho. El rey don Alfonso le responde que no puede dársela porque él no la ha recibido de su padre. Así lo expresaba don Juan Manuel en el “Libro de las armas”, una de sus muchas obras:

“Non es muerte de dolençia, mas es muerte que me dan míos pecados et señaladamente por la maldiçión que me dieron mío padre por los muchos mereçimientos que yo mereçí”.

Un clérigo, sentado a la izquierda del monarca, redacta el testamento real, en el que deshereda a su hijo Sancho por haberse rebelado contra él:

«Así como Nos lo queríamos piadosamente, así cruelmente pugnó él por deshacer lo que Dios había en Nos dado, y codiciando nuestra muerte».

«Y porque la codicia es raíz de donde se mueven todos los males, y aparte la ignorancia es cabeza en que se junta y se afirma, el diablo llegó a tamaño poder que estas dos puso firmes en la obra y voluntad de don Sancho…»

Unos pocos trazos sugieren unos estantes con libros, que recuerdan la genialidad para las letras de un monarca que, a pesar de su intensa dedicación al fallido “fecho del Imperio”, tuvo tiempo para legarnos un variado y valioso patrimonio cultural.

MONTILLA RINDE HOMENAJE A DON MANUEL CABELLO DE ALBA MOYANO, CON EL PRIMER GALARDÓN DE SU «IV PREMIO NACIONAL DE PINTURA RÁPIDA AL AIRE LIBRE, MEMORIAL JOSÉ SANTIAGO GARNELO Y ALDA»

A principios de este año fallecía don Manuel Cabello de Alba Moyano, de todos es conocida su dedicación al mundo de la pintura; fue el «alma mater» del Museo Garnelo, institución que ideó y elevó a altos y prestigiosos niveles artísticos, hasta el punto de que hoy constituye una de las entidades montillanas con más proyección exterior. Fruto de su trabajo es que el Museo Garnelo tenga una excelente relación con el Museo del Prado y que fuese propuesto, entre las más prestigiosas instituciones, para la Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Lo que quizás no sea tan conocido es su colaboración, altruista y anónima, con todo lo referente a la pintura en Montilla. Desde la constitución de este premio siempre puso sus medios a disposición de la ciudad, para su buen desarrollo, guiado por el loable espíritu de devolver una parte de él a la sociedad que le permitió crecer.

Montilla, a través de su ayuntamiento, quiere dejar constancia de su agradecimiento a don Manuel con la dedicatoria del primer premio del certamen.

D. Manuel Cabello de Alba con Antonio López, en el «IV Premio de Pintura Garnelo-Ciudad de Montilla», 2003. A la derecha, don Manuel en la preparación del catálogo del «II Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire libre. Memorial José Santiago Garnelo y Alda», 2018

HOMENAJE A DON MANUEL CABELLO DE ALBA MOYANO en la «Real Academia de Córdoba»

 

SESIÓN PÚBLICA del jueves 20 de mayo, 2021.

Queremos dedicar esta intervención a la memoria de don Manuel Cabello de Alba Moyano, alma máter del Museo Garnelo y del proyecto Casa de las Aguas, sin lugar a duda uno de los entornos culturales de mayor significación para el mundo del arte y de la cultura que se han gestado en Córdoba en los últimos tiempos.

Manuel fue el inductor y creador del Museo Garnelo, desde múltiples perspectivas, concibió la idea de la pinacoteca y comenzó a reunir la documentación necesaria en los años 90 del pasado siglo, aglutinando voluntades supo ganar el apoyo de Joaquín Cuello Garnelo, sobrino nieto del artista, para la cesión de obras y puso su propia colección garneliana a disposición del proyecto. Con gran capacidad para adelantarse a los acontecimientos, intervino en las reformas de adecuación de la Casa de las Aguas, para que pudiese alojar obras de gran formato procedentes del Museo del Prado, con el que inició conversaciones para obtener el depósito de las mismas.

Su labor como autor y como promotor editorial es admirable, son frutos de ella, entre otros muchos, su ambiciosa publicación Jose Garnelo y Alda, la reivindicación de su memoria  y la revista J. Garnelo.

La eficiente y proverbial gestión cultural promovida desde el Museo Garnelo, desde hace décadas, no hacen sino confirmar la inmensa valía de un ser tan apasionado por la cultura como lo era Manuel Cabello de Alba Moyano, evidenciado constantemente con su dedicación y entusiasmo. Sus afanes trascendían con creces la mera función de promotor de este proyecto, que felizmente ha fructificado para la tierra de Montilla, con toda una vida de entrega y esfuerzo como ejemplar ciudadano.

Sin duda podemos afirmar que el Museo Garnelo es el proyecto cultural más relevante que se ha desarrollado en los últimos tiempos en la provincia de Córdoba, y uno de los más señeros entre los abordados en Andalucía. La, aún reciente, partida de Manuel Cabello de Alba ha dejado desolados a quienes bien lo queríamos y valorábamos como persona, pero el vacío que deja en el ámbito de las artes será igualmente insustituible en lo sucesivo.

Desde La Real Academia de Córdoba, quiero transmitir sus condolencias y reconocimientos para la familia, pero he de hacerlo igualmente para la cultura y dedicar este merecido homenaje distintivo a quien tan explícitas consecuencias ha sabido disponer para beneficio de la ciudadanía, al haber sembrado, con la creación del Museo Garnelo de Montilla, la mejor semilla para cosechar precisamente aquello que mejor nos distingue como humanos.

Gracias Manuel por este trascendente legado que nos dejas, muchas gracias…

 

                                                     Miguel Carlos Clémentson Lope. Académico de la RAC

OLIVOS Y CIPRESES EN CORFÚ, un paisaje en duelo. A don Manuel Cabello de Alba Moyano

El primero de abril de 1911, José Garnelo sufre la terrible, aunque esperada, muerte de su padre, don José Ramón Garnelo Gonzálvez, médico erudito que enriqueció el ambiente cultural de Montilla con una imprenta y dos publicaciones periódicas, La Campiña y El Anunciador Montillano. Él fue la persona más influyente en los caracteres, personales y artísticos, de José Santiago, la lectura de sus cartas familiares denota el profundo respeto y admiración mutuos; desde niño fue su padre, tutor y cómplice; incluso aprobó que el joven dejara los estudios de Filosofía y Letras en Sevilla, para dedicarse a las Bellas Artes.

En esos días de la temprana primavera de 1911, el duelo, potenciado por el carácter depresivo de José Garnelo, hacen que su amigo, el conde Androufos de Corfú, se percate de su estado anímico y le proponga un viaje a la isla griega, un viaje reparador para las heridas del alma.

Ya en Corfú, en mayo de 1911, José rinde homenaje, aunque no explícito, a su padre; en un sugestivo y conmovedor lienzo de 125 x 180 cm, una obra atípica en la colorida producción garneliana, donde el pintor trasluce su desgarrador debate de sentimientos.

La luz y la vegetación evocan el Hades o Inframundo griego, aún la muerte es reciente, la flora mediterránea y mitológica de la exuberante Corfú transmite melancolía pero, al mismo tiempo, la verticalidad de cipreses y asfódelos sugiere el tránsito de su padre a la Eternidad, al lugar de los héroes. 

La tenue luz del amanecer, emergente desde las costas de Albania, entra al servicio de la mitología. José deja la vida en segundo plano, para recrear el Inframundo, los olivos sufren un estado carente de vitalidad, con plateado follaje, carcomidos troncos y tenebrosas ramas. Toman protagonismo los gamones, como parte de los Campos de Asfódelos, donde moraban los “normales”, pero por donde transitaban los “genios” hacia el más reconocido lugar del Hades, los Campos Elíseos. Los cipreses encarnan a Cipariso, amante de Apolo,  condenado por éste a llorar eternamente a los muertos, mientras que a él solo lo lloraría el mismo dios, ejemplo de que nadie, ni las deidades, es ajeno al sufrimiento que entraña la pérdida de un ser querido.

En estos momentos, Olivos y Cipreses en Corfú, ciento diez años después, expresa un mismo estado de ánimo, el de todos aquellos que añoramos a Don Manuel, en la confianza de que se encuentra en el mejor lugar de La Eternidad.

 

Fidel Romero López.

Museo Garnelo. Consejo de Dirección

GARNELO. UN PINTOR PARA LA HISTORIA … UN LEGADO UNIVERSAL

La Casa de las Aguas de Montilla acogió, el viernes 31 de enero, la presentación del nuevo documental impulsado por el Ayuntamiento con motivo del 75.º aniversario del fallecimiento de José Santiago Garnelo y Alda (1866-1944), considerado como el pintor más culto de su época, además de gran pedagogo e investigador.

A través de este proyecto audiovisual realizado por Maripaz Torres, «la Concejalía de Cultura pretende difundir el importante legado pictórico que el artista dejó en la localidad», en palabras de la responsable del área, Soledad Raya.

Con una duración de quince minutos, José Garnelo, un pintor para la historia… Un legado universal recorre la vida y obra de este artista nacido en la localidad valenciana de Enguera en 1866 y que, con apenas un año, se trasladó junto a su familia hasta Montilla.

«Nuestra ciudad tenía una deuda con Garnelo y, a través de este documental, he querido saldar una pequeña parte de ella», señaló Maripaz Torres, quien comentó que este trabajo ofrecerá una visión panorámica del Museo Garnelo, en un recorrido que estará acompañado con textos sobre la vida del pintor.

JOSÉ GARNELO Y ALDA (1866-1944)

Biografía de una existencia dedicada al arte y a su docencia. Parte I.  Formación Académica.

Vídeo en «Versión Beta» de la primera parte de la biografía de José Garnelo y Alda, desde su nacimiento hasta los inicios de su actividad docente.

PROCESO DE RESTAURACIÓN DE «MUERTE DE LUCANO»

Conferencia a cargo de Ana Isabel Ortega Díaz y Álvaro Fernández Castañón, restauradores del Museo Nacional del Prado.

Jueves, 23 de mayo 2019. Museo Garnelo. 19:00 h.

Muerte de Lucano

La obra fue realizada por Garnelo sobre un paño único de lino en formato rectangular. Presentaba un grave estado de conservación debido a los avatares que había sufrido, tanto ambientales como por negligencias humanas. Se podían apreciar innumerables deformaciones, pliegues, multitud de roturas y desgarros; esto unido a una oxidación fuerte de la tela, sobre todo en los bordes, con perdida de consistencia a la tracción, que hacían que la obra presentase un grave deterioro.

Afortunadamente no había importantes pérdidas en el dibujo, lo que permitió una más que satisfactoria recuperación por parte de estos dos grandes profesionales y artistas.