“CUBA, PUERTO RICO Y FILIPINAS, 1492-1898. CUATRO SIGLOS DE GESTAS EN ULTRAMAR”. Dos obras del Museo Garnelo en la exposición

Esta mañana se inauguraba, en el Oratorio San Felipe Neri de Córdoba, la exposición: “CUBA, PUERTO RICO Y FILIPINAS. CUATRO SIGLOS DE GESTAS EN ULTRAMAR”.

La Brigada “Guzmán el Bueno” X ha organizado diversos actos para conmemorar el 125 aniversario de las guerras que propiciaron el ocaso del Imperio Español. Además de esta exposición tendrá lugar un ciclo de conferencias en el Rectorado de la Universidad de Córdoba, los días 16, 23 y 30 de octubre, que contaran con la participación de prestigiosos conferenciantes expertos en dicha temática.

El Museo Garnelo participa en la muestra con dos obras de gran formato: “Pro Patria semper” y un retrato de “María Cristina de Habsburgo-Lorena y Alfonso XIII”. La primera es una alegoría del desastre colonial, donde el Estado, las nuevas y las abatidas generaciones se someten a la prudencia que les transmite la Patria, representada a modo de matrona, de la diosa Atenea. El retrato de la Familia Real es un preparatorio para uno de los múltiples encargos reales que Garnelo desarrolló como “Pintor de la Corona”.

Para la ocasión, se ha editado un tríptico con algunas reseñas sobre las obras, a modo de invitación a conocer el Museo Garnelo, para los asistentes a la exposición cordobesa. El folleto es descargable bajo estas líneas.

De igual modo, Montilla estará presente también en la muestra de la capital cordobesa con otro retrato y varias piezas del general montillano Adolfo Jiménez Castellanos, que fue el encargado de entregar la isla caribeña a los Estados Unidos, el 1 de enero del año 1899.
En concreto, podrán verse tanto el bastón de mando del capitán general como otro bastón de mando que la reina regente regaló a Adolfo Jiménez Castellanos cuando regresó a España y lo nombró capitán general de Castilla la Nueva, además del fajín y otros objetos personales.

La exposición podrá visitarse, hasta el dia 18 de noviembre, en el Oratorio “San Felipe Neri” de la capital cordobesa.

 

F. R.

IMAGO TRANS SPECULUM. Autorretrato

La Sección de Nobles Artes de la Real Academia de Córdoba inauguró, el 11 de octubre en la Fundación Cajasol, la exposición IMAGO TRANS SPECULUM. Autorretrato. El proyecto expositivo se centra en la estimación de un subgénero del retrato: el autorretrato, considerado desde el ámbito variopinto de la pintura, escultura y fotografía.

Intervienen en él fundamentalmente artistas académicos, pero se ha incorporado igualmente una amplia nómina de artistas de reconocido prestigio dentro del ámbito de las artes contemporáneas.

La relación de artistas participantes es la siguiente: Gustavo Gillman, Tomás Muñoz Lucena, José Garneldo y Alda, José Mª López-Mezquita, Pedro Bueno, Ángel López-Obrero Castiñeira, Miguel del Moral, Antonio Povedano, Ginés Liébana, Juan Vacas Montoro, José Duarte Montilla, José Jiménez Poyato, Francisco Linares García, Marcial Gómez Parejo, Tomás Egea, Rafael Griera, Antonio Bujalance, Andrés Quesada Clavijo, Ángel Cabrera Polo, Juan Cantabrana, Rafael Aguilera, Juan Hidalgo del Moral, Manuel Patiño, Emilio Serrano, Julia Hidalgo Quejo, José F. Gálvez, Isabel Jurado, Juan Zafra Polo, Antonio Polo, Luis Juan Torres López, Desiderio Delgado, Pepe Barroso, Rafael Cerdá, Antonio Bernal Redondo, Gervasio Sánchez, Juan José Gómez de la Torre, Manuel Ángel Jiménez Arévalo, Jesús Iáñez Ferrer, Santiago Castillo, David Sancho, Rafael Martorell, María José Ruíz López, Francisco Sánchez Moreno, Rafael Cervantes Gallardo, Antonio J. González, Antonio Jerez, Guillermo Bermudo, Francisco Alarcón, Wenceslao Robles Escudero, Carmen Chofre, Rafa López y Sebastián Contreras.

Un total de 52 artistas, entre los cuales están representadas las distintas especialidades de las artes: pintura (38 composiciones), escultura (3 trabajos), grabado (1) y fotografía (10 autores).

De igual modo, participan en el presente proyecto escritores vinculados a la Real Academia de Córdoba, y algunos otros que han sido invitados a participar en el mismo, que con sus textos —en prosa o en verso— se ocuparon de glosar las distintas obras que integran la exposición, efigiando a los autores plásticos intervinientes o recreando algún aspecto significado de las composiciones aportadas.

José Garnelo y Alda. Autorretato

Con estas premisas han conseguido fraguar un proyecto colaborativo, en el que tienen cabida tanto las artes plásticas como la literatura, testimonio de ello es el cuidado catálogo elaborado.

De José Garnelo, puede contemplarse en la muestra un  autorretrato de valiente y moderna pincelada, que ejecutó a una edad avanzada, con la plenitud de sus dotes artísticas.

La exposición, comisariada por Miguel Carlos Clémentson Lope, podrá visitarse en Ronda de los Tejares 32, de lunes a sábados hasta el próximo 11 de noviembre, en horario de 11 a 14 horas y de 18 a 20 horas. La entrada es libre hasta completar el aforo.

“VI PREMIO DE PINTURA RÁPIDA CIUDAD DE MONTILLA. MEMORIAL JOSÉ S. GARNELO Y ALDA” Premio “Amigos del Museo Garnelo”

Jerónimo Díaz García, ganador del primer premio, junto a Rafael Llamas, Alcalde de Montilla

Ayer, a las 20 h., conocíamos el fallo del jurado del VI Premio de Pintura Rápida Ciudad de Montilla. Memorial José S. Garnelo y Alda.

Con más de 75 participantes y dedicado al patrimonio enológico, el certamen ha repartido más de 15.500 euros en premios, gracias a la colaboración de numerosas empresas montillanas.
El evento cultural recuerda la vinculación de nuestra ciudad con José S. Garnelo y Alda y, todos los años, cuenta con la colaboración de Amigos del Museo Garnelo.

Este año el premio de la asociación ha sido para Juan Miguel Álvarez Páez, conocido como Páez de Pruna, por una obra inspirada por la coopereativa “La Aurora” y su “Pasera”

Juan Miguel Álvarez Páez. José Mª Cabello de Alba le hace entrega del premio “Amigos del Museo Garnelo”

Este ha sido el reparto final de premios:

Listado de ganadores del VI Premio de Pintura Rápida Ciudad de Montilla. Memorial José S. Garnelo y Alda

Premio Ayuntamiento de Montilla (3.000 €) a Jerónimo Díaz García
Premio Cooperativa La Unión (2.500 €) a Francisco Solano Jiménez Castro

Premios de 1.000 euros
Premio Bodegas Navisa a Manuel Sánchez Lucas
Premio Tonelería del Sur a Diego Fernández González
Premio Amigos del Museo Garnelo a Juan Miguel Álvarez Páez
Premio Cooperativa La Aurora a Juan Carlos Porras Funes
Premio Bodegas Alvear a Camilo Huéscar Ramón

Premios de 500 euros
Premio Tonelería Juan Pino a Daniel Lavado Peña,
PremioBodegas Galán Portero a Adrián Marmolejo Clarhed
Premio Lagar Cañada Navarro Miguel Repollés Martínez
Premio Casa Rural Enoturística Tela y Vino a Antonio Barahona
Premio Lealmen a Blai Tomás Ibáñez
Premio Finca Buitrón a Juan Lucena Orellana
Premio Santa Amalia Alta Decoración a Jaime Jurado Cordón
Premio Lagar de la Salud a Alfonso Buendía Martos
Premio Bodegas Pérez Barquero a Javier Martín Aranda
Premio Lagar Blanco a Ana Sánchez Lucas

Premios infantiles a Neizán Ocaña Burgos, Laura López Lucena, Inés Serrano Jiménez, Sofía Cantillo Jiménez y Marta Valdehita Jiménez.

JOSÉ GARNELO, DIFUSOR Y REFORMADOR DE LA ENSEÑANZA DE LAS ARTES

Ayer viernes, en la “Casa del Inca”, con motivo de los actos del “VI Premio de Pintura Rápida. Memorial José Garnelo y Alda”, el profesor Miguel Carlos Clementson Lope nos obsequió con una amena y relevante conferencia sobre la faceta docente e investigadora de José Garnelo y Alda.

Presentado por José Antonio Cerezo Aranda, Director Honorario del Museo Garnelo, Clementson destacó que, al margen de un magnífico pintor, Garnelo fue un excepcional pedagogo; él mismo se ocupó de elaborar tratados para reformar la docencia de las artes, intentó también inculcar nuevas metodologías de enseñanza basadas en el “dibujo de silueta”, concediendo al dibujo máximo protagonismo a la hora de plasmar adecuadamente la expresión en las composiciones artísticas.

Garnelo representó a España en el Congreso Internacional de Dresde, en 1912. Allí mostró su “escala gráfica” con “El Dibujo de Silueta y el Diapasón de Claroscuro”. Nos contaba Clementson la interesante anécdota de cómo influyó Garnelo en Ostwald, allí presente. El químico y premio Nobel  empezaría tras el Congreso a desarrollar su “muestra cromática” y su “Libro Básico del Color”. Ostwald creía que las teorías cromáticas debían estar presentes no solo en el arte, sino también en la arquitectura y el mobiliario, lo que influenció fuertemente a la Bauhaus de Weimar y, más tardíamente, propició el desarrollo de la escala Pantone.

Nuestro “maestro”, fue también un magnífico tratadista de arte, se involucró en tareas de reivindicación del patrimonio histórico artístico español y llegó a fundar la revista “Por el arte”, que vino a constituir, a partir del año 1913, un auténtico hito editorial entre las publicaciones artísticas. Pasarían muchos años hasta que volviera a plantearse una revista tan ambiciosa como la que José Garnelo desplegó en su época.

En su importante y fructífera tarea como educador de las nuevas generaciones artísticas, fue profesor de la Escuela Superior de Pintura de la “Real Academia de Bellas Artes de San Fernando”, en Madrid; allí tuvo como discípulos a los autores más destacados que, con su presencia, fueron dinamizando el panorama artístico. A lo largo de los siglos XIX y XX, discípulos de Garnelo fueron: Picasso, Dalí, Vázquez Díaz, Gutierrez Solana, Benjamín Palencia… 

Garnelo, al margen de ser un artista excepcional y de haber realizado una obra reconocida ampliamente, con primeros premios en certámenes nacionales e internacionales, va a desplegar una tarea fundamental que es la de ir preparando a las nuevas generaciones en relación con la dinámica plástica. Él tuvo siempre un temperamento receptivo e incorporó a su programa pictórico todas las nuevas teorías y posicionamientos que, en relación con la práctica artística, venían suscitándose en las últimas décadas; de esta manera sus discípulos pudieron dar desarrollo a pautas de creación suficientemente comprometidas con los tiempos que se avecinaban.

OBRAS PARA UN “NUEVO MUSEO”

Las obras de adecuación del Museo Garnelo avanzan sin imprevistos, contamos los días para la reapertura, una “reinauguración” que mostrará, además de “Lourdes” y otras obras no expuestas, un nuevo discurso expositivo en las distintas salas.

Recientemente, Montilla Televisión informaba sobre los detalles de la intervención.

 La gruta de Lourdes. José Garnelo y Alda, 1897. Depósito del Museo del Prado

CORFÚ, EL VERDE LLORADO

“Corfú, riente, con sus naranjales y sus casitas blancas, parece un trozo de sierra cordobesa besando las azules y tranquilas aguas de un mar lleno de tradiciones y poesía”

Así describía Garnelo, en 1917, el deslumbrante vergel insular griego, lo hacía desde el Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, en un artículo titulado “Cuatro palabras recordando un viaje a Grecia”. Habían pasado seis años desde su primer viaje a la isla, invitado por el conde y acuarelista griego Androutzos, con quién había intimado en Roma.

Corfú fue para Garnelo el Giverny de Monet, la Provenza de Van Gogh, el Tahití de Gauguin o el Cadaqués de Dalí, su gran modelo a “plein air”. Para una personalidad erudita, imbuida de cierta nostalgia romántica y de su gusto por las ruinas, Corfú, y Grecia en general, eran el lugar ideal para plasmar la “belleza” del paisaje, la “verdad” de la luz y la “armonía” del arte helénico, todo ello con la “emoción” de ser testigo y testimonio de muchas excavaciones.

En el Museo Garnelo atesoramos algunos ejemplos de sus “impresiones” en la isla de la ninfa Kérkyra, en forma de pequeñas tablas de pincelada larga y valiente, cargada de color y de materia. El gran lienzo “Olivos y cipreses en Corfú” es una de las obras maestras de su viaje a Grecia; con una paleta diferente a la colorida de las pequeñas tablas, Garnelo se sirve de una naturaleza melancólica para expresar su estado de ánimo, derivado de la reciente muerte de su padre.

Podemos contemplar la obra mientras resuena Gerald Durrell en una de sus apasionadas descripciones de la isla.

Dejamos atrás… olivares cuyos troncos horadados nos dirigían mil muecas sorprendidas desde su oscura sombra, y listados cañaverales que agitaban sus hojas como una multitud de banderitas verdes”

De “Mi familia y otros animales”. Gerald Durrell.

En estos días, la joya del Mediterráneo, el lugar donde llevaron “sus hados” a Rubén Darío, el paraíso verde de los Durrell, ha sufrido uno de los incendios más voraces de su historia. Algo se nos ha quemado en el corazón del Museo. Garnelo hizo a Corfú más nuestro, comparándolo con la sierra cordobesa y convirtiéndolo en su fecunda inspiración. Desde aquí, nuestro aliento y mejores deseos de recuperación para una isla que forma parte del paisaje de nuestra memoria, de la “memoria garneliana”.

“Mi infancia en Corfú formó mi vida. Si tuviera la magia de Merlín, le daría a cada niño el regalo de mi niñez”

Gerald Durrel

 

F. R.                            

«HOMENAJE A LAS REPÚBLICAS AMERICANAS Y AL GENIO DE LA RAZA» Obra invitada. Conferencia de Miguel Carlos Clementson Lope

El 26 de octubre de 2022, Miguel Carlos Clementson Lope, director de la Escuela de Arte «Mateo Inurria», Académico de la R. A. de Bellas Artes de Córdoba autoridad en la figura de José Garnelo y Alda, pronunció en el Museo Garnelo la conferencia de presentación de la «Obra invitada», Homenaje a las Repúblicas Americanas y al «Genio de la Raza».

El acto, presidido por el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, contó con una importante asistencia que también tuvo el gusto de atender a la conferencia, La creación de la Guardia Civil en el reinado de Isabel II como nuevo modelo de seguridad pública, ofrecida por don Jesús Narciso Núñez Calvo, Coronel Jefe de la Guardia Civil de Cádiz.

Homenaje a las Repúblicas Americanas y al “Genio de la Raza” es un magnífico lienzo, de 185×204 cm, propiedad de María Joaquina Alda Garnelo, sobrinanieta del pintor, a quien agradecemos infinitamente su cesión para la exposición.

El destino con el que Garnelo concibe esta composición es incierto, es muy probable que la obra que presentamos fuese el preparatorio de un mural, que bien pudiera ubicarse en un pabellón de la Exposición Iberoamericana de Sevilla, de 1929. También es posible que, inacabada años antes, Garnelo la retocase para la exposición del Círculo de Bellas Artes, en 1934. Cargada de simbolismo y alegorías, la obra encierra un culto mensaje de la paleta garneliana, que Miguel Carlos Clementson interpretó en su magistral presentación en el Museo Garnelo.

Con este vídeo completamos la proyección de las tres conferencias pronunciadas en el Museo Garnelo, con motivo de sendas exposiciones de “Obra invitada”. Amigos del Museo Garnelo agradece, una vez más a intNOVA Montilla Televisión, la cesión de las imágenes del evento.

 

F. R.                            

 

“EN EL PALCO” Obra invitada. Conferencia de Elena Bellido Vela

La doctora Elena Bellido reveló en la conferencia interesantes datos sobre el personaje retratado, Teresa Garnelo y Alda, hermana del pintor y musa poco habitual en sus obras pues, al contrario que Lola Garnelo y Alda, no fue tantas veces inmortalizada bajo el pincel de su hermano.

El retrato trasluce cercanía, tanto física en la composición, como sentimental en la dulcificación de los rasgos de su joven hermana de diecinueve años.

El lienzo refleja las nuevas tendencias adoptadas por el pintor, rompiendo los esquemas clásicos del retrato de pose, mezclando espacios lumínicos y claroscuro, un extraordinario dibujo y unas pinceladas marcadas y sueltas.

Los Amigos del Museo Garnelo agradecen el depósito de la obra a la familia Gómez Nevado y, a intNOVA Montilla Televisión, la cesión de las imágenes del evento.

 

F. R.                            

ÚLTIMAS CONFERENCIAS EN EL MUSEO GARNELO

Recientemente hemos obtenido las imágenes de las tres conferencias pronunciadas, en el Museo Garnelo, con motivo de la exposición de las “Obras Invitadas”.

Por orden cronológico, iremos incorporándolas a nuestro canal de YouTube. La primera de ellas, Adoración de los Reyes Magos, ya está disponible.

La obra pertenece a la colección Cabello de Alba y es una preparatoria para la restauración de la Basílica de la Virgen de las Angustias, de Granada, que había sufrido un devastador incendio en 1916. Nos consta, por la prensa de la época, que en 1923 ya tenía el maestro muy avanzada la restauración pictórica. Los frescos originales del XVIII, de José Hidalgo y Juan de Medina, se encontraban en muy mal estado y, en algunas zonas, perdidos. José Garnelo acomete la obra con profundo respeto a los autores, aunque en las áreas perdidas tuvo que componer con ciertas “licencias”, debido a su estado o total desaparición.

La representación epifánica que hoy embellece el Camarín de la Virgen es una obra al fresco de factura indiscutiblemente garneliana, el maestro pinta “a la antigua”, pero con el sello y los matices propios de su pincelada.

La obra fue presentada por Miguel Carlos Clémentson Lope, el día dos de diciembre de 2021.

Agradecemos a Intnova Montilla Televisión la generosidad mostrada en la cesión de las imágenes. Gracias a esta gentileza, que disfrutamos desde tiempos de su fundador, don Amadeo Navarro Panadero, podemos dar difusión de estos eventos; que cada uno de ellos sirva para recordar a don Amadeo, añorado “Amigo del Museo Garnelo” y de todos nosotros.

 

F. R.                            

“VENDIMIADORAS MONTILLANAS” Entre el Thyssen-Bornemisza de Madrid y el Arp Museum de Rolandseck (Remagen)

El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid solicitó el pasado año, a la Colección Cabello de Alba, el préstamo de la obra “Vendimiadoras Montillanas”. Formará parte de la exposición MAESTRAS ANTIGUAS Y MODERNAS”, del 31 de octubre al 4 de febrero, en la capital madrileña.

El lienzo, de Eloísa Garnelo, había obtenido excelentes críticas en “Hacia Poéticas de Genero. Mujeres artistas en España: (1804-1939)”, celebrada el pasado año en dos sedes, el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos “Pablo Serrano” de Zaragoza y el Museo de Bellas Artes de Valencia.

El Museo Thyssen ha realizado una excelente recopilación artística de afamadas autoras de la historia la pintura, allí estará Eloísa junto a Artemisia Gentileschi, Angelica Kauffman, Clara Peeters, Rosa Bonheur, Mary Cassatt, Berthe Morisot, María Blanchard, Natalia Goncharova, Sonia Delaunay o Maruja Mallo.

Tras la exposición en el Thyssen la muestra viajará a Remegen, ciudad alemana de Renania-Palatinado, donde se encuentra el Arp Museum Bahnhof Rolandseck, centrado en la obra del artista franco-alemán Hans Arp, o Jean Arp, y de su esposa, Sophie Taeuber-Arp. Además, alberga la Collection Rau for UNICEF. El filántropo Dr. Gustav Rau, durante un período de 40 años, reunió una de las mejores y más importantes colecciones de arte privadas de Europa. Cuando Rau murió, en 2002, dejó su destacada colección a la organización de ayuda a la infancia UNICEF. Era su deseo que durante 18 años sus pinturas y esculturas más valiosas se pusieran a disposición del público. Hasta 2026, esto tiene lugar en el Kunstkammer Rau, especialmente preparado en el Arp Museum Bahnhof Rolandseck. Desde allí, también ha sido solicitado el préstamo de “Vendimiadoras Montillanas”, para “WOMEN MASTERS 1300-1900. From Artemisia Gentileschi to Frida Kahlo”. Se expondrá entre febrero y junio en la sección 5, “Of roles and clichés”, en relación con las geniales Berthe Morisot, Mary Cassatt, Suzanne Valadon o Henriette Browne.

Eloísa Garnelo presentó “Vendimiadoras Montillanas” con excelente crítica en Madrid, en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892; de ello se hizo eco la más prestigiosa prensa de la época: “Revista de España”, “La Dinastía”, “España y América”… Tras el éxito obtenido, en 1893, el lienzo viajó a la Exposición Universal de Chicago, donde se expuso en el Fine Arts Palace. Obtuvo un reconocimiento ciertamente atípico para una mujer en la época pero, como otras muchas genialidades femeninas, cayó en el olvido durante décadas. Ahora, las más afamadas instituciones artísticas le devuelven su lugar entre las grandes.

 

F. R.