“LA MUERTE DE LUCANO” LLEGA AL MUSEO GARNELO

Hoy ha tenido lugar la instalación de La Muerte de Lucano en la sala del Museo Garnelo dedicada a su exposición permanente.

Culmina así el anhelo de los Amigos del Museo y de las distintas corporaciones municipales que se han sucedido desde que, en el año 2001, se iniciaron las conversaciones con el Museo del Prado.

El traslado lo ha realizado la empresa SIT, especialista en transporte de obras de arte, bajo la misma dirección que realizó el traslado del Guernica, de Picasso, desde el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York. Ha sido complejo, por las dimensiones del cuadro y por la necesidad de tener que viajar montado en el bastidor, para evitar el deterioro de desmontaje, enrollado y nuevo montaje.

La obra ha sido introducida en el edificio por una falsa puerta construida, en la primera planta, pensando en ella y en otras de gran formato, propiedad del Museo del Prado, cuyo depósito era factible. Los Amigos del Museo demostraron gran capacidad de previsión, sugiriendo su construcción durante la adaptación de la Casa de las Aguas, para solventar sus limitaciones extructurales.

El proceso ha sido supervisado por Lucía Martínez Valverde, restauradora del Museo del Prado, que se ha desplazado a Montilla para guiar la colocación de la obra por parte de SIT.

Actualmente, el Museo Garnelo cierra sus puertas para una pequeña remodelación de la sala 4, hasta el martes 18 de diciembre de 2018, fecha en que el Ayuntamiento ha organizado varias visitas guiadas  –a las 19.00 y 20.00 de la tarde–, para las que será necesario realizar una inscripción previa en el Centro Cultural Alcalde Antonio Carpio.

La muerte de Lucano podrá contemplarse, en el horario habitual del museo, a partir del día 19 de diciembre, .